Significado de una estrategia de mercadotecnia digital

by @luisclimbing on septiembre 22, 2014

por qué es importante una buena estrategia de mercadotecnia en internet

¿Qué significa cuando dicen que es importante que tu negocio tenga una estrategia de mercadotecnia digital?

Y sobre todo, una que te permita alcanzar los objetivos que fijaste.

No conozco el día a día de tu negocio pero entiendo que al menos algo te preocupa -Cómo consigo más clientes o cómo consigo obtener más ganancias. Todos los días te levantas y preguntas esto mismo. Ahora te pregunto cómo haces para conseguirlo. Sin duda es una asunto de tiempo completo que ahora se ha convertido en un tema difícil con la llegada de Facebook y Twitter. Por un lado no has conseguido responder satisfactoriamente a la primer pregunta y ahora ya tienes que pensar en estos nuevos lugares en internet donde la gente -y quizás tu audiencia importante- gasta mucho tiempo interactuando con sus amigos y otras marcas. Tal vez ya tengas un sitio web y no te sientes tan obsoleto. A fin de cuentas en tu sitio están tus datos de contacto y piensas que si la gente está interesada en comprarme van a llamar, no es así?

 

Un día encuentras a un amigo empresario que comparte contigo su última ocurrencia para vender más. Te dice que se decidió a crear una campaña en Google. Él creía que no podía ser tan complicado. Tenía lista su tarjeta de crédito, desempolvó el viejo correo electrónico Gmail y empezó a buscar el camino para poner un anuncio. Te cuenta que no invirtió mucho y consiguió que en un par de semanas lo llamaran clientes. Estás emocionado y al mismo tiempo perplejo. A ti no se te había ocurrido pero tiene sentido.

 

Hoy en día todos parecen entender internet menos tú. Decides que es momento de hacer algo similar y pruebas. Te anotas algo más que emprender en tu lista de actividades como dueño.

 

Hasta aquí te puede sonar conocido. Si tuvieras que responder a la pregunta -Tú ya estás en internet? Podrías responder orgullosamente que sí, aunque dentro de ti sabrías que aunque no estás en ceros, todo este asunto de la tecnología, internet y los anuncios en Google deben tratar de algo más importante y sobre todo, no ves reflejado tu esfuerzo en valor para el negocio. Entonces cómo hacerle,  por dónde deberías empezar para que este asunto se mastique mejor y tú mismo le encuentres sentido.

 

un consultor digital te ayudará a sacarle jugo a internet

Imaginemos que recién tuviste una epifanía saludable y decides que la mejor manera de bajar de peso y nutrirte es cambiar radicalmente tu dieta y hábitos. Entonces te planteas necesidades básicas para echarlo a andar. Tienes idea de que necesitas un extractor de alimentos o algo similar para que muelas frutas y verduras para conseguir un nutritivo jugo. Qué modelo, cuál es el mejor, cuánto me cuesta. También comienzas a darte una idea de que si será jugo lo que tomarás día y noche, tendrás que conseguir varias recetas para no repetir los mismos y hartarte. Necesitas elegir las frutas y verduras para la semana y comprarlas en el mercado. También tu lado consciente te indica que será obligatorio consultar a un médico para evitar sorpresas. Posiblemente te mandará hacerte análisis de sangre e incluso piensas que tiene sentido saber cuál es tu colesterol ahora y compararlo en 1 mes o dos para revisar resultados. Hasta aquí prevés pocas variables en tu plan: Extractor, Recetas, Doctor.

 

Tomemos la primer variable. Sin duda puedes ir a una tienda departamental a elegir el mejor extractor. Apostarás a que te toque una buena vendedora. Estarás casi listo con este paso en el proceso, sin embargo qué garantiza que la tienda departamental tendrá una gama amplia de extractores o que tenga los mejores para tu propósito o que la vendedora no querrá venderte el que más comisión le genera. Algo complicado pero con suerte afrontarás con éxito este irremediable paso hacia tu pérdida de peso y salud.

 

Recuperemos el hecho de que este ejemplo requiere dominar o sortear tres variables. Cuando decides que necesitas entrarle a internet, el número de las variables se incrementa en función de tu objetivo y por supuesto también estarán dominadas un poco por la suerte a sortear. Puedes estar seguro que no serán sólo tres y definitivamente te llevará algo más de tiempo porque no son consumibles que puedas ir a comprar a la tienda departamental con asesoría de alguien más o menos buen vendedor. La curva de aprendizaje te tomará un rato. Si decides que tú lo puedes manejar, tendrás que invertir al menos unas ciento setenta horas para tener un panorama completo sobre el mundo digital. Esas horas de ningún modo contempla tiempo invertido practicando, fallando, aprendiendo y logrando el éxito.

 

Es en éste punto donde te diferenciarás y le sacarás más jugo: Apoyándote en un consultor de mercadotecnia digital.

 

En parte es el vendedor de la tienda departamental, aunque aquí sí no es de suerte. En este caso es un vendedor probado, que ha intentado, fallado, aprendido y capturado todo ese proceso para recuperar lo esencial en el mundo digital para alcanzar objetivos . Es aquel consultor que ha invertido más de  10,000 horas -según Malcolm Gladwell- para dominar un arte. Y déjame decirte que en el mundo de internet y la tecnología, no puedes darte el lujo de no estar actualizado. Seis meses es un siglo en tiempos digitales. Lo que sabes hoy, por ejemplo de una red social es obsoleto mañana.

 

Entonces el apoyo de un consultor sobre mercadotecnia electrónica o mercadotecnia digital comienza a hacer sentido. Él podrá guiarte en principio para que tu negocio tenga su representación virtual en el mundo de la web donde cada vez más jugadores están montados. Es ahí donde no sólo tu negocio necesita estar bien representado sino que debe tener las competencias necesarias para sobresalir del resto, hacer visible aquella propuesta de valor que te diferencia de tus competidores y donde tienes la oportunidad de amplificar la audiencia porque simplemente estarás empoderado para hacer uso de los nuevos-pequeños-grandes nichos en internet vía multitud de comunidades con intereses diversos que no saben que tu producto o servicio existe pero deberían tenerlo.

 

No se trata de tener un sitio con tus datos de contacto y tener la esperanza de ser contactado en algún momento para comprarte. Hay que ir hacia el balón, no esperarlo. Una estrategia digital exitosa contempla eso. Cómo adelantarte para ser encontrado, cómo construir una comunidad con la que compartan información y seas visto de una manera natural, no intrusiva. Cómo elaborar notas o pequeñas piezas de información que de luz a tus aliados y socios (futuros clientes) de que tú tienes algo diferente y vale la pena indagar más.

 

La historia no termina con abrir una cuenta de twitter o facebook y publicar información o saludos de vez en vez. Claro está que el sentimiento de orgullo te inundará pero la realidad es que tu esfuerzo está un poco lejos de lo que debería suceder. Además ¿te has preguntado qué otras redes sociales harían mayor sentido impulsar para el tipo de audiencia que está ávida de conocerte? Nuevamente todo esto forma parte de una estrategia digital. Todo funciona como parte de definir objetivos. Uno de ellos podría ser tener presencia en internet. ¡Perfecto! Pero qué tipo de presencia, quién te va a oir, qué le gusta, en dónde te escucharía, qué otros servicios o productos utiliza, cómo ha sido su experiencia, por qué tú serías mejor candidato.

Al definir objetivos y definir tu audiencia clave sientas las bases para elaborar una estrategia de mercadotecnia digital enfocada en resultados.

Si sabes a dónde llegar sólo falta tener claro que hay que medirlo para optimizar y hacer tantos ajustes como se requiera para competir y alcanzar los resultados. Iteración es el nombre del juego. Es el proceso de implementar y optimizar constantemente. En digital se ha hecho más evidente que nunca.

 

En conclusión, tomar jugos de frutas y verduras tiene menos variables que ver a tu sitio generando ventas por ti. Es el sueño de todo empresario con la llegada de internet. Sí es posible pero no funciona solo o porque tu sitio web esté bonito. Hay variables obvias, otras ocultas. El trabajo de un consultor digital es guiarte, proponerte, manipular estas variables, ayudarte a definir objetivos e incluso áreas de tu negocio que no sabías que existían y temías preguntar. Se trata de que bajes de peso y la única manera de saber que lo hiciste bien es con la balanza. Lo mismo en digital sólo agrégale varios kilos de variables.

 


 

@luisclimbing es autor y fundador de este blog así como consultor y profesor en mercadotecnia digital.

Si estás interesado en conocer más de cómo tu Pyme puede sacarle jugo a internet, envíame tus datos y te contactaré pronto.

[contact-form-7 id=”1119″ title=”Form – BLOG estrategia de mercadotecnia digital”]
 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: